En este proyecto se crearon unos expositores que fueran móviles y con la posibilidad de colgar cuadros, evitando de esta forma perforar las paredes de las salas de exposición de los centros cívicos del Eixample.
Se hicieron dos tipos de expositores, unos realizados con estructura de aluminio y tela, totalmente desmontables, los otros completamente en madera.
Se incluyó en ambas caras guías para colgar cuadros. para así. poder aprovechar ambas caras.